crear repelente casero
| | |

Repelentes Naturales

Cómo Hacer Dos Repelentes Naturales: Spray y Aceite

En este post, te voy a enseñar a crear dos repelentes naturales efectivos y fáciles de hacer en casa. Utilizaremos ingredientes comunes y aceites esenciales que no solo repelen insectos, sino que también ofrecen otros beneficios para la salud. Los repelentes naturales son una excelente alternativa a los productos comerciales, ya que son menos agresivos para la piel y el medio ambiente.

Los dos repelentes que haremos son un spray y un aceite. Cada uno de ellos tiene sus propias ventajas y es adecuado para diferentes situaciones. Por ejemplo, el spray es ideal para aplicar rápidamente antes de salir al aire libre, también para aplicar en la ropa y calzado, mientras que el aceite puede usarse para un efecto más duradero y también ofrece propiedades hidratantes para la piel.

En las siguientes secciones, verás en detalle los ingredientes necesarios y el paso a paso para la elaboración de estos repelentes naturales. También explorarás las propiedades de los aceites esenciales utilizados, que no solo actúan como repelentes de insectos, sino que también tienen beneficios adicionales como propiedades antibacterianas, antiinflamatorias y calmantes. Estos beneficios hacen que los repelentes naturales sean una opción completa y saludable para protegernos de los insectos.

Beneficios de los Repelentes Naturales

Optar por repelentes naturales en lugar de los comerciales conlleva múltiples beneficios tanto para nuestra salud como para el medio ambiente. A diferencia de los productos comerciales que suelen contener químicos potencialmente dañinos, los repelentes naturales están compuestos por ingredientes seguros y no tóxicos. Esto resulta especialmente importante para personas con piel sensible, niños y mascotas, quienes pueden reaccionar negativamente a los químicos sintéticos.

Además, uno de los principales componentes de los repelentes naturales son los aceites esenciales. Estos no solo ahuyentan insectos, sino que también ofrecen propiedades terapéuticas adicionales. Por ejemplo, el aceite esencial de lavanda no solo es eficaz como repelente, sino que también tiene efectos relajantes y puede ayudar a mejorar el estado de ánimo. De manera similar, el aceite esencial de citronela, en concreto la Citronela de Ceylan Cymbopogon nardus, conocido por su capacidad para repeler insectos, también puede tener un efecto antiséptico si se usa en aerosol, además de tener propiedades antiinflamatorias y antibacterianas.

En términos de sostenibilidad, los repelentes naturales son una opción mucho más amigable con el medio ambiente. La producción y el uso de estos productos generan menos residuos tóxicos y contaminantes. Al optar por ingredientes naturales y biodegradables, contribuimos a la reducción de la huella ecológica y promovemos prácticas más sostenibles.

Por último, la versatilidad de los repelentes naturales permite personalizar las recetas según las necesidades y preferencias individuales. Esto no solo asegura una mayor efectividad, sino que también proporciona una experiencia más agradable al usuario. Vamos, que no todos los repelentes han de oler mal.

Repelente en Spray

Ingredientes y Utensilios

Para la elaboración de un spray repelente natural, es esencial contar con los ingredientes y utensilios adecuados. Los ingredientes principales que se deben tener a mano son:

Alcohol: El alcohol actúa como un agente disolvente que ayuda a mezclar los aceites esenciales con el agua. Además, su rápida evaporación facilita la aplicación del spray.

Aceite esencial de citronela: Este aceite es conocido por sus propiedades repelentes contra mosquitos y otros insectos. Su aroma cítrico es desagradable para los insectos, lo que lo convierte en un componente clave del spray.

Aceite esencial de menta: Al igual que la citronela, el aceite esencial de menta tiene propiedades repelentes. Su aroma refrescante no solo aleja a los insectos, sino que también proporciona una sensación agradable al usar el spray, enmascarando el aroma a citronela que no a todo el mundo le resulta agradable.

Agua: El agua sirve como base del spray y ayuda a rebajar el alcohol cuando en éste ya se han diluido los aceites esenciales, permitiendo una aplicación uniforme y segura sobre la piel.

Frasco de spray vacío y limpio para almacenar y aplicar la mezcla repelente. Asegúrate de que el frasco tenga una capacidad adecuada para contener la cantidad deseada de spray. Yo utilizo frascos de 75 ml, ya que son cómodos de llevar y no pesan cuando los llevas en la mochila.

Paso a Paso para Hacer el Spray Repelente

Para crear un eficaz spray repelente natural, empieza por llenar un frasco de spray hasta la mitad con alcohol. El alcohol actúa como un agente de dispersión que ayuda a distribuir uniformemente los aceites esenciales en la solución. Además, el alcohol se evapora rápidamente, dejando una fina capa de los aceites esenciales en la piel o la ropa.

A continuación, añade 20 gotas de aceite esencial de citronela y 20 gotas de aceite esencial de menta al frasco.

Después de agregar los aceites esenciales, completa el frasco con agua hasta llenarlo. Te recomiendo que uses agua destilada.

Finalmente, agita bien la mezcla antes de cada uso. Esto asegura que los aceites esenciales, el alcohol y el agua se mezclen adecuadamente cada vez que utilices el spray. La agitación es crucial, ya que sin ella, los aceites esenciales pueden separarse y no brindar la protección deseada. Y recuerda llevar el frasco de spray contigo y reaplicar según sea necesario para mantener su eficacia durante tus actividades al aire libre.

Repelente en aceite

Ingredientes y Utensilios

El aceite repelente es una solución eficaz y natural para alejar a los insectos mientras cuidas tu piel. Para prepararlo, necesitarás los siguientes ingredientes: aceite de almendras dulces, aceite esencial de citronela y aceite esencial de geranio. Cada uno de estos componentes juega un papel crucial en la efectividad del repelente.

El aceite vegetal de almendras dulces, y otro de tu elección: actúa como base de nuestra mezcla, proporcionando una textura suave y ligera que es fácil de aplicar sobre la piel. Además, este aceite es conocido por sus propiedades hidratantes, lo que lo convierte en una excelente opción para mantener la piel nutrida mientras se protege de los insectos.

Aceite esencial de Citronela de Ceylan que ya hemos mencionado sus cualidades anteriormente.

Aceite esencial de geranio, que aportará además de las propiedades repelentes, un agradable aroma floral a la mezcla. El aceite esencial de geranio también tiene otras propiedades muy interesantes en cosmética, actuando como tónico cutáneo reafirmante, preventivo de estrias, y como en el caso de la citronela, también tiene propiedades antiinflamatorias, además de ser muy útil en el manejo del estrés y de la ansiedad

Frasco de vidrio oscuro para almacenar el aceite repelente. El uso de un frasco oscuro es crucial para preservar las propiedades de los aceites esenciales, protegiéndolos de la luz y el calor, que pueden degradar su eficacia con el tiempo. Asegúrate de que el frasco tenga una tapa hermética para evitar la oxidación y mantener la mezcla en condiciones óptimas. A mi personalmente para estos preparados me gusta usar de 30 ó 50 ml. Si tu quieres usar frascos más grandes no hay problema, solo deberás adecuar las cantidades que te doy al frasco más grande.

Paso a Paso para Hacer el Aceite Repelente

El primer paso es desinfectar con alcohol el frasco de vidrio que vamos a usar y dejar que se seque.

Una vez limpio e esterilizado el frasco se agregan a éste 10 gotas de aceite esencial de citronela y 10 gotas de aceite esencial de geranio, luego se rellena con el aceite vegetal de almendras dulces, o el que tu prefieras si te gusta más otro, o tuvieras algún tipo de alergia.

Una vez que todos los ingredientes estén en el frasco, mezcla bien los aceites agitando suavemente el frasco. Es importante asegurarse de que los aceites esenciales se distribuyan uniformemente en el aceite vegetal para maximizar su efectividad.

Para utilizar el aceite repelente, aplica una pequeña cantidad en las áreas expuestas de la piel. Este aceite no solo mantendrá a los insectos a raya, sino que también dejará tu piel suave, hidratada y nutrida. Es una solución natural y efectiva que combina el poder de los aceites esenciales con los beneficios del aceite de almendras dulces.

Para finalizar

Espero que estas recetas te sean útiles y te animen a explorar más opciones naturales en tu vida cotidiana. Probar diferentes combinaciones de aceites esenciales y otros ingredientes naturales puede abrir un mundo de posibilidades para mejorar tu salud y bienestar. Al optar por soluciones naturales, no solo estás protegiendo tu piel de ingredientes químicos agresivos, sino que también estás tomando decisiones conscientes que benefician tanto a tu salud como al medio ambiente.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *